Los ataques contra la vida humana están previstos en el Titulo I del Libro II del Código Penal, además de algún otro precepto: homicidio por terrorismo (arts. 572.2.1º y 577 del Código Penal), homicidios de personas especialmente protegidas (arts. 485 y 605.1 del Código Penal) y genocidio (art. 607 del Código Penal).

Con carácter general, el homicidio supone la causación de la muerte de otra persona recogiendo la legislación penal española distintas formas de homicidio en función del modo de comisión del mismo. Las formas más características son el homicidio doloso, el homicidio imprudente y el asesinato.

Nuestros Abogados delito homicidio en Málaga ponen de manifiesto que el derecho a la vida reconocido en el artículo 15 de la Constitución Española. Es el derecho fundamental básico, de ello se desprende una serie de deberes de protección por parte del Estado que se concretan en los primeros artículos de la parte especial de nuestro Código Penal (artículos 138 a 146 del Código Penal), donde se tipifican los atentados contra la vida humana. Su protección no es uniforme y absoluta, en el nacimiento el ser humano adquiere la condición jurídico constitucional de persona y se pasa a ser titular del derecho subjetivo fundamental a la vida.

La primera figura que van a estudiar nuestros Abogados de delito de homicidio en Málaga es el Homicidio doloso que se regula en el contenido del artículo 138 del Código Penal.

«El que matare a otro será castigado como reo de homicidio, con la pena de prisión de diez a quince años». También son punibles la conspiración, proposición y provocación al homicidio (artículo 141 del Código Penal).

En primer lugar, según nuestros Abogados Málaga, hay que dilucidar cuando finaliza la vida fetal y comienza la vida humana independiente. La jurisprudencia fija el punto decisivo en el momento del inicio del parto, con lo que toda muerte del naciente, producida durante este proceso sería subsumible en el delito de homicidio; ahora bien, solo tras el nacimiento se adquiere la plena independencia física (artículo 138 del Código Penal).

Abogados de homicidio en Málaga

La segunda cuestión según nuestros Abogados delito homicidio Málaga, es el fin de la vida, que se produce con la muerte, es decir, el cese irreversible de las funciones cardiorrespiratorias o bien de la actividad encefálica. Así un intento de matar a un individuo ya fallecido constituirá una tentativa inidónea de homicidio. La delimitación entre el delito de homicidio y el de lesiones plantea un problema:

Acción que ex ante contiene el riesgo de producir tanto lesiones como la muerte de la victima cometida con dolo, directo o eventual, de delito de homicidio en Málaga:

Abogado homicidios en Málaga

Si se produce la muerte, constituirá un homicidio doloso consumado. Si únicamente se producen lesiones, se tratará de una tentativa de homicidio doloso. Acción que ex ante contiene el riesgo de producir tanto lesiones como la muerte de la victima cometida con la intención de lesionar y sin dolo de homicidio. Si se produce la muerte, se calificará como un homicidio imprudente en concurso ideal con unas lesiones dolosas (homicidio preterintencional). Si se producen unas heridas, se tratará de un delito de lesiones dolosas. La Acción que ex ante únicamente contiene el riesgo de producir lesiones, sin que exista un riesgo penalmente relevante de originar la muerte. Si únicamente se producen heridas, se tratará de un delito o delito leve de lesiones. Si se produce la muerte, será calificado igualmente como lesiones.

El principal problema práctico que se plantea es discernir si existe dolo de matar o de lesionar cuando se produce una agresión. La jurisprudencia ha identificado una serie de indicios que sirven de orientación:

  1. a) Indicios previos: las relaciones entre autor y víctima, los móviles, las actitudes previas, etc.
  2. b) Indicios coetáneos: la gravedad de las lesiones, la clase de armas, la

naturaleza de la agresión, etc. Solo estos sirven para inferir la existencia de dolo eventual de homicidio.

  1. c) Indicios posteriores: la actitud y manifestaciones del agresor.

Nuestro lema, como abogados Penalistas Málaga y profesional del Derecho es: “cada asunto encomendado por mis clientes, es el mas importante”, y “cada consulta es un reto”, por lo que “cada problema tiene su solución”. Siempre con unos resultados positivos.