El tipo básico del acoso sexual se regula en el art. 184.1 C.p. La acción consiste en solicitar favores de naturaleza sexual, para sí o para un tercero. El término acoso sexual será el resultado de varios actos reiterados de hostigamiento y molestias. Esta acción solo es delictiva si se da en el ámbito de una relación laboral, docente o de prestación de servicios, continuada o habitual, y que con tal comportamiento provoque en la victima una situación intimidatoria, hostil y humillante. No existe contacto corporal porque constituiría un supuesto de abusos sexuales.

Abogados delito acoso sexual en Marbella

Señalan nuestros Abogados delito acoso sexual en Marbella que el sujeto activo y pasivo puede serlo cualquier persona, aunque ha de darse en el ámbito laboral El bien jurídico protegido en este delito es la libertad sexual. Se establece en el artículo 184.2 del Código Penal una cualificación cuando la acción se realiza prevaliéndose de una situación de superioridad laboral, docente o jerárquica, o con el anuncio expreso o tácito de causar en la víctima un mal relacionado con las expectativas que aquélla pudiera tener en el ámbito de la relación laboral.  El  Acoso Sexual en Marbella es un tipo de violencia, que se produce en el entorno laboral, un comportamiento verbal,  psicológico no deseado, con el propósito de atentar contra la dignidad o crear un entorno intimidatorio, hostíl, humillante u ofensivo.

No es una conducta patológica, ni fácil de reconocer,  tampoco lleva una conducta concreta, es una trama de relaciones donde existe un desequilibrio de poder entre acosador y la víctima, dicen nuestros Abogados delito acoso sexual en Marbella.

Estas conductas pueden ser de índole muy variada, tales como requerimientos, proposiciones, chistes, bromas, exhibición de carteles o fotografías con contenido sexista, pasando a comportamientos físicos o roces indeseados que pueden suponer vejación para la víctima, hasta llegar al asalto o la agresión sexual. Otro tipo cualificado se establece en el art. 184.2, cuando la víctima sea especialmente vulnerable por razón de su edad, enfermedad o situación.