Según nuestros Abogados Penalistas Málaga, el delito contra la integridad moral son de los más habituales y a la par de los más complejos de demostrar por la ausencia habitual de pruebas de cargo. Se definen por nuestros Abogados delito contra la integridad moral Málaga como atentados genéricos contra la integridad moral

La integridad moral es un derecho fundamental recogido en el artículo 15 de la Constitución Española, que establece que todas las personas tienen derecho a la vida y a la integridad física y moral.

La integridad moral es el derecho de la persona a ser tratada conforme a su dignidad, sin ser humillada o vejada, cualesquiera que sean las circunstancias en las que se encuentre y la relación que tenga con otras personas, éste sería el bien jurídico protegido. El art. 173.1 establece que el que inflingiera a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años. Si existe o ha existido relación de pareja, nos encontramos ante un delito de violencia domestica Málaga. El sujeto activo y pasivo puede ser cualquier persona. La acción típica se refiere a aquellas acciones que, vayan o no dirigidas a doblegar la voluntad del sujeto pasivo, sean realizadas de tal forma que den lugar a un sentimiento de vejación o de humillación. Este tipo delictivo está relacionado con el delito de violencia de género Málaga.

nuestros Abogados delito contra la integridad moral Málaga

Este artículo, nuestros Abogados delito contra la integridad moral Málaga funciona como un tipo residual para acoger hechos que no son fácilmente subsumibles en otros delitos, o que siéndolo, no son suficientes para valorar el aspecto denigrante o vejatorio. Para calificar una conducta vejatoria como atentado grave a la integridad moral se deberá tener en cuenta la situación personal del sujeto pasivo, su personalidad, edad, ect. De no considerarse grave, cabe aplicar la falta de vejación injusta de carácter leve.

Acoso laboral, art. 173.1 párr. 2. Conducta de hostigamiento o humillación en el ámbito de cualquier relación laboral o funcionarial que se realiza prevaleciéndose de una relación de superioridad que supone un grave acoso contra la víctima. La exigencia de una relación de superioridad excluye el acoso horizontal entre personas del mismo nivel laboral. Acoso inmobiliario, art. 173.1 párr. 3. Conductas que impiden el legítimo disfrute de la vivienda de forma reiterada con actos hostiles o humillantes. Estas dos formas de acoso no deben constituir trato degradante, pues de ser así el delito aplicable sería el atentado genérico.

Si necesita de nuestro asesoramiento, no dude en contactar con nuestros nuestros Abogados delito contra la integridad moral Málaga.