El artículo 142 del Código Penal describe el delito de homicidio por imprudencia grave, que se castiga con una pena de uno a cuatro años de prisión. En caso de que la muerte sea consecuencia de una imprudencia leve, el hecho es constitutivo de una falta de homicidio por imprudencia leve (artículo 621.2 del Código Penal), sancionada con una pena de multa de uno a dos meses; además se exige denuncia previa de la persona agraviada (artículo 621.6 del Código Penal).

El homicidio cometido por imprudencia grave sigue constituyendo delito. Lo que sí cambia es que el homicidio cometido por imprudencia leve se reconduce ahora por la vía civil (antes se consideraba falta) y el homicidio por imprudencia menos grave pasa a considerarse un delito leve de lesiones Málaga.

Lo mismo sucede con las lesiones: las cometidas por imprudencia grave constituyen delito, igual que antes de la reforma. Pero las cometidas por imprudencia leve se reconducen por la vía civil y las cometidas por imprudencia menos grave pasan a constituir un delito leve.

abogados delito homicidio imprudencia malaga

Por tanto el caso de fallecimiento de la víctima del accidente es de los pocos supuestos en los que se puede interponer denuncia penal, y se puede gestionar un procedimiento de reclamación de lesiones por accidente de tráfico en la vía penal. En el caso, según nuestros Abogados delito homicidio Málaga, de resultar la víctima fallecida en un accidente de tráfico, los perjudicados que puedan reclamar conforme ley, podrán interponer una denuncia para dicha reclamación. Cuente con nuestros Abogados delito lesiones por imprudencia Málaga.

Normalmente, según el criterio de nuestros Abogados Penalistas Málaga, el procedimiento penal ya estará aperturado, ya que al haber un fallecido tendrá que haber obligatoriamente un Atestado, pero dicho Atestado puede ser que atribuya la responsabilidad del accidente al propio fallecido, lo que implicaría que no habría obligación de indemnizar a la víctima por parte de la compañía de seguros.

Por un lado, en razón a los medios de comisión, se establecen algunas modalidades especificas en caso de homicidio por imprudencia en Málaga en el tráfico rodado o en el uso de armas, estudiados en los artículos 142.2 y relacionados del Código Penal. En tales supuestos, nuestros Abogados Málaga, se prevén penas supletorias de privación de derechos relacionados con el sector de actividad en el que se haya cometido la imprudencia. Así mismo, se prevé una inhabilitación profesional adicional en caso de que el homicidio sea producto de una imprudencia profesional, El artículo 142.3 del Código Penal en este caso hay que distinguir la «culpa del profesional» cuando se incurre en una infracción del deber de cuidado común que acaba produciendo un resultado de muerte, de la «culpa -propiamente- profesional» resultado de la falta de conocimientos básicos o de la infracción de las reglas especificas de la actividad.

El homicidio cometido por imprudencia grave sigue constituyendo delito. Lo que sí cambia es que el homicidio cometido por imprudencia leve se reconduce ahora por la vía civil (antes se consideraba falta) y el homicidio por imprudencia menos grave pasa a considerarse un delito leve.

Lo mismo sucede con las lesiones: las cometidas por imprudencia grave constituyen delito, igual que antes de la reforma. Pero las cometidas por imprudencia leve se reconducen por la vía civil y las cometidas por imprudencia menos grave pasan a constituir un delito leve.

Por tanto el caso de fallecimiento de la víctima del accidente es de los pocos supuestos en los que se puede interponer denuncia penal, y se puede gestionar un procedimiento de reclamación de lesiones por accidente de tráfico en la vía penal. En el caso de resultar la víctima fallecida en un accidente de tráfico, los perjudicados que puedan reclamar conforme ley, podrán interponer una denuncia para dicha reclamación. Finalmente, si una sola conducta imprudente produce la muerte de diversas personas, procederá a la aplicación de las reglas del concurso ideal de delitos reflejado en el artículo 77 del Código Penal.