Ciertamente éste, el delito de lesiones al Feto, no es un delito muy habitual en la práctica procesal penal y obviamente tampoco es muy conocida por el Gran Público. Dicho lo anterior, su estudio va a ser abordado por nuestros Abogados delito de lesiones al feto desde una óptica sencilla y clara para que sea fácilmente entendible.

El Feto, es el elemento humano más desprotegido físicamente hablando pero con una esfera jurídica más que muy amplia en la esfera jurídica. Según nuestros Abogados Penalistas, el bien jurídico protegido por este delito es la integridad física y la salud del feto. La doctrina no se pone de acuerdo sobre cuál ha de ser el objeto material del delito al que el legislador se refiere con el término “feto”.

Nuestros Abogados Penalistas entienden que el término “feto”, utilizado en el artículo 157 del Código Penal, debe ser interpretado en un sentido amplio, comprensible de todo el proceso de desarrollo embriológico.

Abogados delito lesiones al feto

Las razones que avalan esta interpretación son las siguientes: en primer lugar, el término “feto” se ha venido entendiendo tradicionalmente en Derecho penal como equivalente a nasciturus, es decir, extendido a todo el proceso de embarazo. Además, si la finalidad de los tipos de lesiones al feto es la de salvaguardar la integridad y la salud del feto en el futuro, es decir, asegurar que el ser que llegue a nacer disfrute de unas condiciones normales de vida, sin padecer ninguna tara física o psíquica y ninguna enfermedad, entonces, puesto que el origen de estas posibles taras puede tener lugar durante todo el proceso embriológico, lo lógico es proteger también con este delito al preembrión y embrión.

Tipo doloso del artículo 157 del Código Penal.

La acción típica es una de medios indeterminados, pues consiste en la causación de las lesiones o de la enfermedad “por cualquier medio o procedimiento”. Cabrán, por tanto, todo tipo de actividades de las que pueda derivarse como consecuencia una lesión o enfermedad para el feto. La comisión por omisión de este delito será posible en los casos en que se den los requisitos del artículo 11 del Código Penal. El resultado ha de consistir en una lesión o enfermedad que perjudique gravemente el normal desarrollo del feto, o provoque en el mismo una grave tara física o psíquica. El tipo exige que la enfermedad o la lesión “perjudiquen gravemente el desarrollo normal” del feto, o que “provoquen en el mismo una grave tara física o psíquica”.

Por lo primero entenderemos que la enfermedad o la lesión limiten o dificulten considerablemente la evolución biológica del feto, tanto durante la gestación como una vez nacido, lo que será determinante de que aquél tenga que estar sometido a especiales cuidados y vigilancia médicos. Por taras físicas o psíquicas habrá que entender las malformaciones, es decir, un déficit físico o psíquico de carácter permanente o irreparable. El resultado, según nuestros Abogados delito de lesiones al feto, deberá producirse en algún momento del proceso de gestación, aunque su manifestación tenga lugar con posterioridad al nacimiento.

En materia de concursos si la acción que produce la lesión al feto, causa asimismo una lesión a la madre, estaremos ante un concurso ideal de delitos entre las lesiones al feto y las lesiones (dolosas o imprudentes) a la madre. Si el autor quiere producir sólo lesiones al feto, pero causa un aborto, estaremos ante un concurso ideal entre lesiones al feto dolosas en grado de tentativa y un delito de aborto por imprudencia consumado.

También plantea problemas, según nuestros Abogados delito de lesiones al feto, el supuesto en que el autor quiere provocar un aborto y no produce el resultado típico de este delito, sino que el feto queda vivo con graves lesiones o con una enfermedad o tara de las constitutivas del resultado típico del delito de lesiones al feto.

Partiendo de que el dolo de matar abarca el dolo de lesionar, resuelve este supuesto apreciando un concurso de leyes, optando por el criterio de la aplicación del hecho más gravemente penado (bien el aborto en grado de tentativa o las lesiones al feto dolosas consumadas).

Por el contrario, nuestros ABOGADOS entiende que en este caso debe apreciarse un concurso ideal entre el aborto (doloso) en grado de tentativa y lesiones al feto consumadas (dolosas con dolo eventual o imprudentes), ya que la tentativa de aborto por sí sola no capta el desvalor total del suceso (no capta ni el dolo eventual de lesiones ni el resultado duradero de lesiones), y las lesiones por sí solas no captan el desvalor de la acción del aborto.