En la Sociedad actual dónde cada vez más vemos movimientos migratorios descomunales de personas huyendo de la guerra y las penurias cada vez más vemos a Grupos Organizados que se benefician de esto sacando réditos económicos a costa de conseguir órganos a cambio de contraprestaciones ridículas.

El artículo 156 bis del Código Penal sanciona a quien promueva, favorezca, facilite o publicite la obtención, el tráfico o el trasplante ilegal de órganos humanos ajenos con una pena de seis a doce años de prisión (órgano principal) y de tres a seis años (órgano no principal). La redacción del precepto es de gran amplitud lo que permite incluir cualquier contribución a un acto de comercio con órganos humanos (quedan excluidos los tejidos humanos).

Abogados tráfico o el trasplante ilegal de órganos humanos

La conducta de quien ofrece sus órganos será atípica pero cualquier otro individuo que intervenga podrá ser sujeto activo del delito de tráfico ilegal de órganos humanos. Aunque la actuación del receptor es también punible, se ha de tener en cuenta su estado de necesidad previsto en el apartado 2 del art. 156 bis, con la posibilidad de atenuar la pena.

Si necesita un abogado tráfico ilegal de órganos humanos de primer nivel para defender una imputación como la que hemos comentado, no dude en contactar con nosotros. Nuestra Firma cuenta con abogados especialistas dedicados en exclusiva a la práctica procesal penal y acostumbrados a enfrentarse a las situaciones que se producen cuando ocurre un hecho de esta tipología y le prestarán un asesoramiento completo en todo lo relacionado con esta materia, informándole de todos los derechos y obligaciones que le corresponden y aconsejándole cual sería la forma más adecuada de proceder en cada momento.