Desgraciadamente son muchos los delitos de homicidio en Málaga. Es habitual la muerte en accidente de tráfico por un despiste, señalan nuestros Abogados delito de homicidio imprudente en Málaga. Saltarse un Stop, un semáforo son algunas de las causas más comunes. Tienen especial relevancia en el delito de homicidio en Málaga la legítima defensa y el cumplimiento de un deber, oficio o cargo, siendo el estado de necesidad poco habitual. El consentimiento de la víctima no tiene efecto justificante alguno en este delito, pero su presencia determina la clasificación sobre la base del artículo 143 del Código Penal.

Cuente con la experiencia de nuestros Abogados delito de homicidio en Málaga y obtendrá el mejor resultado. 

Es interesante el problema que plantea el empleo de la violencia por parte de la autoridad cuando produce la muerte de algún ciudadano. Existen unos límites que tratan de evitar todo exceso o desviación de poder, son la necesidad racional de la violencia como único medio y su adecuación proporcional al hecho. Reprimir desproporcionadamente un hecho es un acto de barbarie, cruel, innecesario y perjudicial para la convivencia pacífica.

El principio de ponderación, según nuestros Abogados delito de homicidio en Málaga está por encima de cualquier reglamentación de la actividad policial, al a que no puede atribuirse ninguna significación decisiva ni derogadora del CP. Nuestros Abogados Penalistas Málaga están a su entera disposición para defender su expediente penal.

En el delitos de homicidio en Málaga se plantean dos problemasAbogados delito de homicidio en Málaga: la delimitación entre actos preparatorios y tentativa; y la delimitación entre tentativa de homicidio y delito consumado de lesiones.

Desde el punto de vista legal no existe acto ejecutivo de matar al sacar un arma de su funda o al comprar una, por mucho que forme parte del plan del autor. Estos actos pueden ser castigados como amenazas, o por otros delitos, como la tenencia ilícita de armas, pero nunca constituirán una tentativa de delitos de homicidio en Málaga. Se castigan las formas de participación intentada.

Respecto a la delimitación entre tentativa de delitos de homicidio en Málaga y delito consumado de lesiones en Málaga, la diferencia teórica consiste en el dolo de matar del autor. El TS recurre a criterios procesales que funcionan como “indicadores” de la intención del sujeto, como la naturaleza del arma, el número y dirección de las heridas, etc… Estos criterios son complementarios y meramente indicativos de la intención del sujeto, lo que se convierte en un problema de “libre valoración”.

Existe entre ambos un concurso de leyes que se resolverá por alternatividad, pues no es lógico castigar por la tentativa de homicidio cuando las lesiones producidas supongan una pena mayor que ésta.

Respecto a las atenuantes, dicen los Abogados delito de homicidio en Málaga se siguen las reglar generales de determinación de la pena. Pueden apreciarse las causas de justificación como eximentes incompletas cuando falte algún requisito no esencial o se hayan producido excesos explicables por el estado emocional del sujeto. También cabe apreciar como atenuante a través de la eximente incompleta del art. 21.1 los trastornos mentales, el miedo insuperable o la embriaguez y la drogadicción.

Son aplicables conforme a las reglas generales todas las agravantes previstas en el art. 22 salvo las mencionadas en el 139. Las relaciones parentales suelen considerarse tanto en este delito como en el asesinato como agravantes; aunque haya casos excepcionales