La llamada naturaleza secundaria del Derecho penal.

Ante la imposibilidad de distinguir el ilícito penal de otros sectores del ordenamiento jurídico, algunos autores llegaron a afirmar que el Derecho penal no tenía una función valorativa; esto es, el Derecho penal se limitaría a sancionar las infracciones de las normas propias de otros sectores del ordenamiento:

– sin embargo la doctrina mayoritaria estima que esto no es cierto porque:
– en ocasiones se castigan penalmente conductas que no están prohibidas por otras ramas del Derecho
– cuando sí se castigan conductas prohibidas por otras ramas del Derecho, el Derecho penal debe elegir cuáles de esos ataques contra los bienes jurídicos son los más graves y merecen ser castigados con pena, haciendo su propia valoración de los mismos.